Mala Prensa: El Heavy Metal y los Medios


Desde sus inicios, el Heavy Metal como género musical quedó relegado con respecto a otros estilos en los medios de comunicación. Desde una posición de lucha y resistencia de parte de la escena, a lo largo de los años se construyó tensa y conflictiva relación entre ambos. ¿Cuál es el origen de este conflicto?

Publicación de la década de los ´80

Si bien el gusto de las personas y qué consumen es para un análisis algo más amplio, está clara la influencia de los medios de comunicación al momento de marcar modas y tendencias. El Heavy nacional mantuvo desde su génesis, en general, un visible conflicto con la prensa. Marcamos como corte histórico la vuelta de Norberto Napolitano (Pappo) de Europa y la creación de RIFF como el inicio de una escena metalera como tal, apenas comenzada la década del ´80. Con una dictadura que iba en retirada y una democracia en camino, la escena nacional estaba marcada por un Rock que desde sus letras hablaba de amor y de paz, y si bien desde el mensaje RIFF no era una banda que bajara demasiada línea, desde su música y, sobre todo, desde la imagen, irrumpió con rabia y furia en una Argentina que de a poco comenzaba a despertar del letargo del terrorismo de Estado.

Norberto Napolitano (Pappo)

Pappo marcó el comienzo de la escena pesada nacional trayendo la influencia de la "Nueva Ola del Heavy Metal Británico". Un hito en la historia fue el Festival BA Rock ´82. Allí se hizo visible de forma masiva la propuesta de una banda que llegaba para romper con lo establecido. RIFF invitó a V8 a participar del evento y la banda de Ricardo Iorio, Osvaldo Civile y compañía marcó sobre el escenario la diferencia entre la propuesta del rock hasta ese momento y algo nuevo que estaba naciendo tanto en el Metal como el Punk, con bandas como Los Violadores. Se comenzaba a escuchar desde las letras un mensaje antisistema, de que las cosas no estaban bien, ni iban a estar mejor a pesar de la llegada de un gobierno democrático. La gente no esperaba ese discurso y lo rechazó de manera abrupta. V8 le cantaba a la masa que dejara la pasividad, que era hora de luchar y la reacción del público no se hizo esperar. La banda debutó en medio de grupos hippies que los rechazaron de plano. Osvaldo Zamarbide, cantante del grupo, recordó así los hechos: "Al salir a tocar vieron que nos salíamos de contexto y comenzaron a hacer blanco con nosotros. Volaban naranjas, cachos de pizza, botellas, de todo".

Presentación de V8 en el BA Rock ´82

Los conciertos donde tocaban las bandas de Metal fueron el lugar ideal para desatar la rabia contenida luego de casi una década de opresión y botas. Peleas, destrozos e incidentes con la policía era moneda corriente en cada festival de música pesada. Cesar Fuentes Rodríguez, reconocido periodista, conductor y escritor de la escena, comenta: “Uno de los momentos más recordados fue el festival organizado por RIFF “Años Nuevo Sin Cadenas” en 1983. La gente, al ver cadenas en el titulo del festival, creyó que había que llevar cadenas, lo que hizo que se requisara todo tipo de elementos contundentes y obviamente la noche terminó mal. Este tipo de cosas hizo que la prensa hasta el día de hoy tenga una mirada despectiva con el género”.

Afiche de "Riff acaba el año sin cadenas"

V8 tampoco la pasaba demasiado bien. Eduardo De La Puente, quien en algún momento se encargó de la prensa de la banda, señaló lo difícil que se tornaba conseguir una nota en algún medio de comunicación. Se había construido una percepción alrededor del grupo y del estilo musical que resultaba casi utópica la tarea de difusión.
Esta situación hizo que la escena nacional se fortaleciera hacia adentro con un claro mensaje de antimasividad y cualquier banda que tratase de romper esa barrera fue rotulada como "traidora" o "falso metal". Que la mayoría de los medios le haya dado la espalda al Metal a lo largo de la historia hizo que el público se sintiera “parte de algo” y se aferrara a sus valores y principios: lucha y resistencia ante lo establecido. Aparecer en algún medio importante o sonar en alguna radio comercial eran mirados con desconfianza por la mayoría. Por suerte, eso ha cambiado en los últimos años.

Inicio del emblemático programa "Heavy Rock&Pop" que
estuvo en el aire desde 1990 a 1995 de 23 a 03 hs.

Emiliano Obregón, líder de Lörihen, productor musical y emblema actual de la escena, comenta que el Metal “es un género bastardeado y poco querido. La culpa de esto la tiene como se gestó la escena y hasta el día de hoy  se ha hecho imposible que los medios que tiene esa mirada despectiva pasen a cambiarla”. Desde su óptica, las bandas deben aprovechar cada lugar donde haya alguien que quiera difundir y apoyarse tanto en las redes sociales como en los pequeños medios de comunicación.
Si bien a los largo de estos 30 años el género consiguió espacio en algunas radios grandes y publicaciones especializadas, es alarmante la forma en que la escena pesada perdió lugar ante otras propuestas. Hoy la tecnología permite que proliferen blogs, portales, grupos en las redes sociales, radios online y podcast para difundir el Heavy Metal, pero la llegada es dispersa y segmentada. Como en sus comienzos, el Heavy Metal sigue teniendo un lugar marginal en la prensa nacional.

Federico "Fedebur" Tauz